LA BATALLA POR EL EDÉN: VIGÉSIMO NOVENO LLAMADO





De la noche al amor
el alma se abre como un órgano interior.
Es la vibración que deja en silencio la madrugada.
Olfatea en la quietud del Ser.
Atraviesa un misterioso gemido de cenizas.
La luz es un manantial que se hunde en su propia imagen.
Animales de plata sitúan su corazón sobre un canto olvidado.
En ese instante 
las caricias se suicidan. 
Son como un cuerpo sin nadie.
Mudas para siempre.
Los reinos del universo hacen aberturas en su propio deseo.
Un inválido dice: 
"el sexo es el miedo de una muerte que no sabe".
Los cinco sentidos hunden sus caprichos.
Cantan, adheridos al viento.
Las lágrimas son casas.
Y sonríen.
...también lloran desde sus orillas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BATALLA POR EL EDÉN: VIGÉSIMO QUINTO LLAMADO

LA BATALLA POR EL EDÉN: TRIGÉSIMO PRIMER LLAMADO

LA BATALLA DEL EDÉN TRIGÉSIMO TERCER LLAMADO