LA BATALLA POR EL EDÉN: DECIMO OCTAVO LAMADO




EL ALMA Y SU HABITANTE.
Las almas sonaban a viento roto
y conocían el frescor de la dulzura
y los vientos eran su pulso que estallaba
y un jarro sin agua buscaba corazones
¿Qué somos?
en el canto de la piel
debajo de la voz
¿qué somos?
Solo vida que regresa.
Parte que come.
Parte que cava.
Un espacio para revelaciones.
Y si muere pronto mi cuerpo
es porque así viajó el amor dentro de mi ser
tan rápido
egoísta
irrepetible
desconocido por casi todos.
No desde ella
quien apaga el sol para que pueda dormir en cada pena.
Porque nos tuvimos
navegamos
¿eso es memoria?
¿me querría siendo otro para que tan vivo estuviese?
¿nunca me junté a sus amores?
Quiero que te recibas en mí
amor.







Comentarios

Entradas populares de este blog

LA BATALLA POR EL EDÉN: VIGÉSIMO QUINTO LLAMADO

LA BATALLA POR EL EDÉN: TRIGÉSIMO PRIMER LLAMADO

LA BATALLA DEL EDÉN TRIGÉSIMO TERCER LLAMADO