LA BATALLA POR EL EDÉN: UNDÉCIMO LLAMADO



Las flores despertaron con los ojos cerrados
mientras sus corazones dormían
alguna vez
las visitó el cuerpo caliente de un sol
hoy el silencio les cae como una piedra
el viento les duele
entonces 
yo me dejé hacer
y cuando esa hembra me besó 
me dio de beber
pero las flores transpiraron
vino de luna.

(Versos en homenaje a una obra colectiva llamada VINO DE LUNA)

Comentarios

  1. Todo un logro Vino de Luna...gracias Enrique

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ese grupo de mujeres únicas que lo escribieron...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA BATALLA POR EL EDÉN: VIGÉSIMO QUINTO LLAMADO

LA BATALLA POR EL EDÉN: TRIGÉSIMO PRIMER LLAMADO

LA BATALLA DEL EDÉN TRIGÉSIMO TERCER LLAMADO