LA BATALLA POR EL EDÉN: SÉPTIMO LLAMADO



Había una vez
una mujer cuya alma emitía música
y un punto en su corazón cantaba
hubo una vez un hombre que le abría sus puertas
que danzó con ella
y regresó para regalarle la mejor de sus melodías
en silencio la vió inclinada
"no estás sola mi amor"
le susurraba
hay lugares en el corazón con plazas
y también bancos donde sentarse
"no estás sola mi amor"
y se sentaron a charlar
moviendo sus luces al viento
como a él le gustaba
ésta vez no sobre cualquier banco
sino en ese que cantaba
porque era el punto en ella
"no estás sola, repitió"
y se deslizó sobre su alma
e intentó cubrirla con sus piernas
ella lo vió a él
"ésta historia continua", dijo entonces
que tremendo regalo
la muerte no fue suficiente para dejar de seguir amando
para eso eran dos almas
en una sola
que dancen entonces estas almas para siempre
porque no tienen afuera ni adentro
son.


Comentarios

  1. qué hermoso... no hay mejor estado que el del amor pleno, del alcance de su existencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA BATALLA POR EL EDÉN: VIGÉSIMO QUINTO LLAMADO

LA BATALLA POR EL EDÉN: TRIGÉSIMO PRIMER LLAMADO

LA BATALLA DEL EDÉN TRIGÉSIMO TERCER LLAMADO